31 de agosto de 2008

Balcón del Atlántico.

Los hay que se ponen en primera fila.
Algunos llevan radiocasettes y escuchan su musica árabe,
ellos y los que estamos cerca, que quedamos embriagados
por el ambiente que nos rodea.

El Balcón del Atlántico se llena de marroquíes al atardecer,
esperan la puesta de sol para después disfrutar del paseo.
El olor de los puestos callejeros de tostadores de manís,
de patatas asadas, de caracoles guisados ,
o del te verde con hierbabuena,
produce un olor característico,
que solo encontraremos en Marruecos.

4 comentarios:

María_azahar dijo...

Acabo de descubrir su blog y la verdad es que me ha encantado; es un privilegio que nos transmita su fuerza y energía positiva. Le agrego a mi blog, al que la invito a participar; sería un honor para mí.

Un saludo y enhorabuena por este magnífico rinconcito.

_angela_ dijo...

Gracias, el honor sera para mi participar en su blog.Lo visitare.

aiNOha dijo...

Preciosas imágenes abuela, la primera me encanta!!!!!

GUAPA!

_angela_ dijo...

!Me tienes que visitar más para descubrirlas y sorprenderte!Mua