14 de agosto de 2008

Larache y Lixus. (Marruecos)


Larache es una ciudad pequeña y tranquila donde da gusto vivir. Conocida sobre todo por estar a solo cinco km de Lixus, ciudad romana fundada por los fenicios siete siglos antes de nuestra Era, donde según la leyenda el gigante Hércules llevo a cabo el decimoprimero de sus trabajos; la cosecha de las manzanas de oro en el Jardín de las Hespérides. De hecho pidio a Atlas que le recogiera la fruta y a cambio, cargó la bóveda celeste sobre sus espaldas. Son unas ruinas muy interesantes de conocer, a pesar de las cuestas que hay que subir y bajar para ver todos los restos esparcidos por toda la colina. Desde allí, se divisa una preciosa panorámica del río Lucus deslizándose hacia su desembocadura con sus meandros, las salinas y Larache.
Tengo que reconocer que tengo una predilección muy especial por esta ciudad. Cada rincón de ella me trae recuerdos, desde los acantilados que se contemplan desde el "El Balcón del Atlántico", un paseo que mira al océano, hasta su inmensa y preciosa playa natural.
Desde los balcones de mi casa podía ver parte del Balcón del Atlántico y de la Plaza de España, que era el centro neurálgico de la ciudad . Sus calles, sus zocos, su colorido, los olores, los sabores, sus gentes hospitalarias, sus atuendos y el misterio de sus mujeres tan tapadas en aquellos años... y sobre todo la voz del almuédano en el silencio de la noche llamando a la oración... !Todo lo he conservado en mi memoria como un tesoro!
Cuando volví transcurridas algunas décadas, mi corazón me oprimía, la emoción me ahogaba y las lágrimas corrían por mis mejillas... Todo estaba casi igual, El Jardín de las Hespérides, donde merendábamos después de salir del colegio mis hermanas y yo, la Iglesia, donde mi hermana y yo hicimos la Primera Comunión. La Plaza de España, el Balcón del Atlántico y mi casa... que había envejecido, igual que yo.
Nadie de los que pasaban indiferentes a mi lado, podrían adivinar, cuanto amor rebosaba en mi, hacia esta ciudad que acababa de recuperar de mis sueños en esos momentos y que tan feliz me hacia, porque estaba de nuevo en mi casa... En Larache.

6 comentarios:

fina dijo...

Todo lo que ocurrió al ver de nuevo Larache, fué emocionante y cada cuál asimiló ese feliz reencuentro según su caracter.

_angela_ dijo...

!Yo,es que soy una sentimental y las emociones y los recuerdos me pueden!

Ani dijo...

Tiene pinta de ser precioso...

Tere Marin dijo...

Soy de Melilla aunque me he criado en Catalunya pero hace seis años que vivo en Argentina...me ha gustado ver tu blog tan personal y bién llevado...te encontré por el blog de los Robinsones...un abrazo desde Olavarría en la provincia de BsAs.
Tere Marin

jadi dijo...

yo soy natal de larache pero vivo en catalunya i me a encantado como quieres a mi ciudad es maravilloso encontrar a otra persona que quiera larache. gracias por el blog un abrazo!!

said dijo...

hola estoy feliz especialmente cuando se habla de larache y de sentimientos hacia lo nostalgico i lo querido amo a larache lastima que todos los hijos de larache esten fuera de ella ,eso hace que se pierda la esencia de nuestra ciudad mis en cuentros con larache son entensos las despididas son en alargables y desagradables .los que qiueran visitar larache les aconsejo que lo hagan en primavera es la mejor epoca un saludo